Seguro que si te dijeran que en una misma noche puedes tener una ducha erótica, mantener relaciones sexuales y además acabar la velada con un excitante masaje erótico no te lo creerías, pero Felina Valencia te permite vivir esta experiencia.

En Felina Valencia saben que el placer, el experimentar y la discreción no tienen porque estar reñidos, por este motivo te ofrecen una gran variedad de servicios de calidad con chicas seleccionadas cuidadosamente para que los clientes vivan una velada intensa cargada de erotismo.

Sin duda es la mejor casa de citas de Valencia en la que encontrar servicios como el beso negro, franceses faciales, el sado erótico o el sexo anal, además todos los clientes de Felina Valencia podrán ver cumplidas todas sus fantasías sexuales, ya sea en sus propios instalaciones o a domicilio.

Gran variedad de servicios

Juegos eróticos, orgías sexuales, tríos, disfraces sexuales…la lista es infinita, atrévete a probar eso que siempre has deseado porque Felina Valencia te da la oportunidad de poder ver tus sueños más sucios cumplidos.

No importa que seas hombre, mujer o vayas, con tu pareja, ya que en Felina Valencia saben que el placer no entiende de géneros ni de peticiones, por este motivo sus escorts también realizan servicios que no están relacionados con el ámbito sexual, como servicios de acompañamiento.

Las chicas que ofrecen este tipo de servicios suelen ir con sus clientes a cenas, eventos o actos sociales y por supuesto son chicas muy discretas que saben adaptarse a cualquier situación. No son chicas que se encuentren constantemente al público ya que saben que su exclusividad es tu mayor arma. Por supuesto, para poner el broche de oro a la velada, las escorts ofrecen una relación sexual completa.

No podemos olvidarnos tampoco de uno de los servicios más completos, las despedidas de soltero. Las señoritas que vayan a la despedida de soltero harán olvidar al novio por unas horas la presión de la boda y hacer de ese momento algo rememorable en el futuro. Este servicio ofrece stripteasse, show lésbico y relaciones sexuales.

Felina Valencia, el mejor lugar en el que satisfacer todos tus deseos de manera discreta y en unas instalaciones lujosas para hacer de esas horas algo difícil de olvidar.

645
Secretos del sexo anal

Lo practiques o no, seguro que alguna vez te ha llamado la atención el sexo anal y te ha entrado curiosidad por probarlo. Y, si no lo has hecho, habrá sido posiblemente porque tu pareja no quiere o por temor al dolor o a la falta de higiene. Practicar el sexo anal correctamente tiene sus trucos y, si descubres todos sus secretos, es posible disfrutar mucho de la experiencia sin ningún tipo de problema.

El ano tiene muchas terminaciones nerviosas, por lo que es una de las zonas más sensibles del cuerpo y la penetración anal genera muchas sensaciones. Muchas mujeres son reacias a ello por los motivos que hemos comentado, pero es importante saber que el sexo anal no debería comportar dolor ni ser una experiencia sucia. ¿Cómo? Vamos a ver los secretos del sexo anal:

1. No debe ser doloroso. Cuando el sexo anal comporta dolor es porque se está haciendo incorrectamente. Las claves para evitar que sea una experiencia molesta residen en la dilatación y la lubricación. Si queremos tener una buena experiencia con el sexo anal debemos ser pacientes y dilatar y lubricar tanto como sea necesario.

2. No debe ser sucio. Evitar que el sexo anal se convierta en una experiencia sucia es tan sencillo como asegurarnos de tener una buena higiene. Ir al baño antes y luego lavarnos bien con agua y jabón permitirá que la experiencia sea tan limpia como el sexo vaginal.

3. Hay que estar relajado. Ambos miembros de la pareja, pero especialmente la parte receptora. Para disfrutar el sexo anal es totalmente necesario que los músculos estén relajados y la experiencia se viva con calma y naturalidad. El ritmo debe ser suave y tomarse tanto tiempo como sea necesario.

4. Hay que estar seguro. Si uno de los dos no está convencido de querer hacerlo, difícilmente saldrá bien. Para que no haya tensión ni prisas, ambos debéis querer hacerlo de verdad. La comunicación previa al sexo anal es imprescindible, hay que tenerlo en cuenta antes de lanzarse a la aventura. Explicarle a tu pareja estos secretos servirá para animarle a probar.

5. No debe olvidarse la protección. El sexo anal no está exento de riesgos, por lo que es importante no prescindir de protección sexual. Otro aliciente para utilizar un método de protección de barrera es asegurarse de que sea una experiencia 100% limpia, pues el preservativo servirá de protección también en este aspecto.

1576
chica desnuda
Descubre una nueva manera de disfrutar.

¿Cansado del típico sexo oral?, ¿quieres probar cosas nuevas? Después del 69 no viene el 70, sino el 71, quédate con este número porque lo vas a amar, disfrutar y añadirás mucho fuego de vida en tu relación.

El 69 está pasando de moda, y es que queremos notar más placer, y para ello queremos sentir algo más que el sexo oral. Recordemos la postura del 69 es la ejecución del sexo oral simultáneo, una práctica seguida en parejas de todo tipo y desde hace mucho tiempo para realizar sexo oral en confianza.

A quien el 69 le sepa a poco, que pruebe el 71, una nueva manera de disfrutar. El 71 ayuda al 69 con 2 dedos, que dan placer a través del ano. El 69 es una posición dinámica en la que si sabes hacerlo bien se puede disfrutar mucho, en este post hablamos de como hacerlo, pues imagínate si lo acompañas de 2 dedos “mágicos”.

El 71 es una buena forma de empezar a apreciar el culo como forma de placer, ya que siempre se tiene la idea de que tiene ser penetrado. El ano bien estimulado es una gran fuente de placer y disfrute, estas caricias poseen una mayor intensidad ¡Cuidado que engancha! 😉

Los juguetes serán un buen acompañamiento para comenzar a abrir el ano, pero la forma natural de esta postura es utilizar sólo dos dedos. Tenemos que recordar que ni el ano ni el dedo tienen lubricación propia, por lo tanto tenemos que lubricarlos antes de introducir el dedo, la saliva puede ser el mejor lubricante, ya que estás practicando a la vez el sexo oral.

Para muchos hombres heterosexuales este tema es “tabú” ya que su culo es sagrado. Lo que no saben es lo que se pierden ya que su punto G está en el interior del recto a unos 5 cm., la mejor forma de estimular el punto G del hombre es presionando o masajeando la zona que va desde el ano a los testículos.

Para practicar esta postura se puede realizar de varias maneras:

  • La forma original es en la que el hombre está acostado boca arriba y la mujer sobre él dándole la espalda, la vagina está en medio de la cara del chico, mientras la cara de ella está en el pene.
  • Otra forma es invertir los roles, esta postura puede ser la que más morbo de a los hombres ya que penetran la boca de la chica con el pene como si fuera la vagina.
  • La posición más cómoda para acompañar al 60 de los dedos mágicos y convertirlo en un 71, es acostados de perfil, que ninguno este encima del otro. Es una buena forma para que se pueda trabajar mejor con la boca y las manos a la vez.
  • Por último, también podemos pensar que no hace falta practicar la postura del 69 para realizar el 71, sencillamente cuando estés “chupándole” a tu pareja sus partes añade este toque para sorprenderle y hacerle disfrutar mucho más de ese momento.

Sexo oral

1251
Una de sus fantasías sexuales favoritas del hombre

Llega un momento en la madurez sexual de todo hombre, que si no ha probado ciertas posturas, su cabeza comienza a martillearle incitándole a que explore más. Se enciende el fuego de vida. Y necesita disfrutar de nuevas formas de darse placer.

Una de las prácticas que más suele rondar por su cabeza, sobre todo si aún no la ha probado, es la de tener sexo anal. En el caso de los heterosexuales, ésta se convierte en una de sus fantasías sexuales favoritas. Se sienten atraídos por la posibilidad de tener acceso a una parte tan “privada e inaccesible” como es el trasero de una mujer.

Aunque ese hombre lo haya visto hacer múltiples de veces en una peli porno, e incluso haya hablado de sexo anal con sus amigos, es posible que no se atreva a dar el salto porque su pareja no quiere o simplemente porque nunca encuentra el momento adecuado de proponerlo. En estos casos, no hay que darse por vencido y lanzarse a  vivir nuevas experiencias.

El mejor sexo erótico posiblemente sea aquel en que el hombre tiene completamente el poder.  Su ego se enciende porque controla la situación ya que él es el que maneja el nivel y los ritmos de penetración. Y el sexo anal permite precisamente esto.

Antes de practicarlo, te recomendamos pruebes a estimular la zona del ano de ella con algún juguete sexual. Las relaciones por detrás son un tema tabú para muchas mujeres, pero si primero probáis con algún artilugio os ayudará a ir preparando el terreno. Algunos de ellos son los tapones anales, las bolas anales y los dildos anales.

Una vez habéis decidido poneros manos a la obra, primero de todo tienes que conocer dos cuidados higiénico muy importantes. Primero, el ano debe estar limpio (agua y jabón es suficiente) y también conviene que lo esté el recto.

Y segundo, recuerda no utilizar el mismo condón para el ano que para la vagina.  Ya que en el recto  crecen bacterias y estarías pasándolas a una zona donde no deberían haber, lo que podría desencadenar  una infección vaginal importante.

También puedes seguir estos 3 consejos que te ayudarán a sacar el máximo partido a ese encuentro tan íntimo:

  • Relajación: Como el ano es un esfínter muscular, requiere de bastante relajación. Además, necesitarás un lubricante, ya que el ano no se puede lubricar solo. Así la penetración será menos dolorosa.
  • Penetración: A la hora de la penetración no debe primar la desesperación. Debe ser calmado y paulatino. Por eso, a veces es recomendable primero dilatar el ano con el dedo.
  • Clítoris: Para que las mujeres alcancen el orgasmo con el sexo anal debe añadirse estimulación al clítoris. Es decir, que mientras se practica el sexo anal ellas deben masturbarse para lograr el orgasmo.

Chica penetrada por el ano
Chica penetrada por el ano mientras se acaricia el clítoris