612
5 formas de usar el vibrador en pareja

Muchos hombres piensan que los vibradores solo tienen como función ser usados por las mujeres para masturbarse, pero nada más lejos de la realidad. Un vibrador puede tener tantos usos como tu imaginación pueda concebir. Claro que lo utilizan las mujeres para darse placer en solitario, pero también podéis usar el vibrador en pareja para conseguir un mayor placer.

Si te gustaría introducir el vibrador en vuestros juegos sexuales de pareja pero no se te ocurre cómo, aquí os dejamos 5 formas de usar el vibrador en pareja y disfrutar ambos como nunca:

1. Para acelerar los preliminares

Los vibradores tienen la capacidad de estimular sexualmente a una mujer de manera muy rápida y poderosa. De esta manera, en caso de querer tener sexo pero tener poco tiempo, puede funcionar muy bien para reducir el tiempo de los preliminares. Simplemente se trata frotar el vibrador por toda la vulva, especialmente el clítoris, de la mujer al mismo tiempo que se llevan a cabo besos y caricias.

2. Para estimular el clítoris durante el coito

A muchas mujeres les cuesta llevar al orgasmo solamente con la estimulación coital. Esto es debido a que la mayoría de posturas no permiten que el pene frote mucho el clítoris, que es donde están la mayoría de las terminaciones nerviosas y donde es más fácil que ellas sientan el máximo placer. Un vibrador puede solucionar esto, simplemente acariciando el clítoris con él al mismo tiempo que el hombre penetra a la mujer vaginalmente.

3. Para penetrar a la mujer durante el cunnilingus

Es habitual introducir uno o varios dedos en la vagina de la mujer al mismo tiempo que se estimula el clítoris con la boca, de manera que se intensifica el placer. ¿Cómo podríamos intensificarlo todavía más? Introduciendo en la vagina un vibrador con forma fálica en lugar de los dedos. ¡El placer será indescriptible!

4. Para subir la intensidad de una felación

Pero un vibrador también puede ayudar de varias formas a que ellos tengan más placer. Por ejemplo, ella puede ponerlo en su mejilla mientras realiza una felación al hombre. De esta manera, además del movimiento que ella realice con sus labios y su lengua, el pene también recibirá la vibración del aparato a través de la piel de la cara de ella y la sensación será mucho más intensa y placentera.

5. Para estimular el punto G masculino

Podemos buscar un vibrador pequeño (los existen especializados o como versión “de viaje” para mujeres) y jugar a experimentar con el punto G masculino. Está más que demostrado que estimularlo durante el coito o durante una felación/masturbación puede intensificar en gran medida el placer del orgasmo. Se trataría de que la mujer introduzca en el ano del hombre el pequeño aparato al mismo tiempo que éste la penetra o ella estimula su pene de otras maneras.

525
Celos

Tanto si eres tú quien lo sufre como si es tu pareja, hay que intentar huir de esta situación como sea. Suelen sentir celos las personas inseguras que tienen miedo de perder a quien quieren, sin embargo y paradójicamente, los celos terminan por estropear y matar muchas relaciones.

Cuando se sienten celos es realmente difícil controlarlos y cuando se tiene una pareja celosa la frustración es muy grande por no poder calmarlos. En definitiva, se trata de una sensación bastante incontrolable y que causa mucho malestar y dolor, por eso es importante atajar el problema cuanto antes y evitarlos a toda costa.

Sin duda habrá que saber diferenciar entre una persona con celos crónicos o una relación que cause inseguridad. Es decir, si tú nunca has sentido celos antes y ahora tienes una pareja que tiene actitudes que te causan mucha inseguridad y, en consecuencia, celos, tal vez sea más conveniente dejar a esa pareja que intentar aplacar la sensación que te provoca.

Los celos son algo biológico, pues también los animales y los niños pequeños los sienten a menudo. Sin embargo los humanos adultos tenemos la capacidad de razonar, ganar seguridad y evitarlos, por lo que sin duda vale la pena intentarlo. Lo más curioso de los celos es que, si lo piensas bien, no tienen razón de ser, puedes pueden darse dos casos: que tengas motivos para sentir celos o que no los tengas. En caso de tener motivos, si tu pareja decide irse con otra persona no podrás hacer nada por evitarlo, y mucho menos armando discusiones y mal ambiente. Y si no tienes motivos… es innecesario pasarlo mal gratuitamente.

Partiendo de esta base, la manera de solucionar este problema es creando un ambiente de comunicación y seguridad máximas. Sin embargo esto no significa ceder a los caprichos de la persona celosa, como pueden ser que su pareja no salga sin su compañía o saber en cada momento dónde está y con quién. Puede ayudar establecer una rutina en la que se dediquen unos minutos al final de cada día a hablar ambos de cómo ha ido la jornada y todo lo que se ha hecho.

A partir de ahí, será labor de la persona celosa mejorar su autoestima y seguridad para que no aparezcan celos irracionales. Por supuesto toda ayuda externa de un especialista ayudará a mejorar más rápidamente la situación.

551
Cómo NO reaccionar ante una infidelidad

Ante una infidelidad o una traición emocional de cualquier tipo es realmente difícil mantener la compostura y no tener una actitud infantil, vengativa o errónea en general. Pero comportándonos mal cuando descubrimos que nuestra pareja ha sido infiel, no solo le perjudicamos momentáneamente a él o ella, también nos creamos un problema a nosotros mismos a largo plazo.

Cuando descubras una infidelidad y te sientas traicionado y herido, debes intentar mantener la calma por todos los medios y actuar con la cabeza. Piensa dos veces cómo vas a actuar para asegurarte de no hacer nada de lo que puedas arrepentirte, tu serenidad y madurez es la mejor venganza posible. Veamos reacciones concretas que es mejor evitar ante una infidelidad:

1. Montar una escena. Es la reacción inmediata de muchas personas, buscar al infiel y montarle un numerito de gritos y reproches en público. Seguramente en ese momento sientas que el ridículo que puedas hacer es lo menos importante, pero la sensación de rabia e ira va a pasar y aparecerá la vergüenza para quedarse mucho tiempo contigo. Puede que consigas dejar en evidencia a tu pareja, pero también te estás dejando a ti mismo.

2. Airear la situación en las redes sociales. Esta reacción es similar a la anterior y muchas veces van unidas, pero las consecuencias pueden ser igual de humillantes o incluso peores. Cualquier cosa que escribas en Internet puede dar la vuelta al mundo, todos tus conocidos pueden acabar enterándose de lo que ha ocurrido y, aunque para ti la humillación va dirigida a tu pareja infiel, para muchos el objeto de mofa vas a ser tú. No te conviene hacerlo en ningún caso.

3. Culpar y martirizar a el/la amante. La otra persona no es la culpable de lo ocurrido, en ningún caso. Puede que tu pareja emplee la técnica de ir de víctima y culpar a la otra persona, pero no debes dejarte convencer: el culpable es él o ella y no su amante. Piensa que una tercera persona nunca puede ser culpable de una traición que ha habido de tu pareja hacia ti (a no ser que sea algún amigo o familiar, claro está).

4. Sentirte culpable o aceptar una situación que no te agrada. Sin duda es respetable perdonar una infidelidad, incluso hay relaciones más abiertas que permiten los encuentros fuera de la pareja. Pero si no es tu caso y la infidelidad te hace sentir realmente mal y no crees que puedas olvidarlo nunca, lo más conveniente es que dejes esa relación y no mires atrás. Y jamás de los jamases te sientas culpable por lo ocurrido, tu pareja ha tenido mil oportunidades de hablar los problemas contigo y ha sido su decisión engañarte en lugar de hacer eso.

414
Iniciación para parejas swinger

Si tu vida sexual en pareja está de capa caída y os habéis planteado probar con el intercambio de parejas, hay alguna información que os vendrá muy bien para vuestra iniciación. Las parejas swinger son, como bien sabrás, parejas que deciden intercambiarse en situaciones concretas con otras parejas para tener experiencias eróticas y sexuales. Son parejas estables y, en muchas ocasiones, cerradas, que deciden tener relaciones sexuales fuera de su relación de manera conjunta y acordada. El mundo swinger es mucho más amplio de lo que puede parecerle a alguien que no está metido, pues las parejas que lo disfrutan suelen ser muy discretas y reservadas.

Aunque parezca increíble, las parejas swinger suelen reforzar su relación con los intercambios de pareja, sin embargo es importante que exista una gran confianza y comunicación previamente. Sin duda, el swinging no es una manera de arreglar una situación de distanciamiento y desconfianza. Por tanto, debemos partir de una relación estable, sana y con máxima confianza y comunicación. Si es el caso y se desea añadir emoción a la vida sexual de la pareja mediante un intercambio con otras parejas swinger, tan solo hay que seguir los siguientes pasos:

1. Empieza por Internet: como seguramente ya habrás descubierto, en Internet hay mucha información sobre parejas swinger. Foros y páginas especializadas te permitirán informarte a fondo y contactar con clubs u otras parejas que os permitan llevar adelante vuestra fantasía. Cread un perfil en una página de contactos que permita registrarse a parejas, como es FuegodeVida, y empezad a contactar de manera anónima con otras parejas que busquen lo mismo que vosotros.

2. Decidid lo que buscáis: no todas las parejas swinger tienen la misma fantasía ni buscan lo mismo, las opciones son muchas más de lo que puedas imaginar. Tal vez queráis intercambiaros con otra pareja, incluir solo a una tercera persona (hombre o mujer), que uno lo haga con otra persona mientras el otro mira, que alguien os mire hacerlo a vosotros… Deberéis decidir lo que buscáis antes hacerlo para evitar malentendidos, o tal vez probarlo todo para ver qué os gusta.

3. Los clubes de swingers: si entrar directamente a una pareja swinger a través de Internet os da corte, tal vez os interese buscar un club de swingers de vuestra ciudad o alrededores para iniciaros. En estos lugares suelen haber diferentes salas para diferentes actividades, por lo que deberéis pedir información para decidir por dónde empezar. También encontraréis clubes donde se utilizan señales en la vestimenta para indicar lo que se busca. Sea como sea, seguro que os resultará muy sencillo encontrar a alguien que os ayude y os informe en caso de duda.

En definitiva, prepararos previamente y tener mucha comunicación os ayudará a que vuestra iniciación como pareja swinger funcione perfectamente y sea todo un éxito. Si a ambos os atrae la idea, no dudéis en intentarlo porque puede suponer toda una revolución en vuestra vida íntima.