22308
Conversación primera cita

Por muy controlado que creas tener todo lo que envuelve una primera cita, siempre hay cosas que no se pueden dominar con anterioridad, por ejemplo: «lo que se va a hablar». Puede que tengas una idea de los temas que te gustarían sacar durante el encuentro, pero va a depender del momento y de las circunstancias. Aún así, conviene resaltar ciertos temas que es mejor no hablarlos en una primera cita.

– Política. La buena educación ya te aconseja que no trates de temas políticos en ninguna reunión social (a no ser que sea una reunión con fines políticos, entonces sí). Es muy lícito hablar de tus sentimientos e ideas políticas, pero nadie te asegura que vayas a coincidir con la otra persona. Pueden ocurrir varias situaciones: que la otra persona se incomode, que no quiera decir su inclinación política, que no le interese, o que sea contraria a tus ideales (en ese caso pasará de charla a discusión, prepárate). Quizá es preferible comenzar con preguntas sobre distintos temas actuales, tratándolos por encima, pero que te puedan orientar sobre lo que la otra persona piensa.

– Religión. Sin lugar a dudas es otro tema conflictivo, pero además en este caso, hay mucha gente que prefiere vivir su espiritualidad de una forma muy íntima, con lo cual, ante tus preguntas, o se molestará, o te mentirá. Y ya sabemos que las mentiras no es una buena forma de conocer a una persona.

– Sexo. Está claro que si estamos conociendo a una persona el sexo y todo lo que tenga que ver con él, será lo que más nos interese de todo. Eso no quiere decir que tengamos el derecho de incomodar a la otra persona hablando de su sexualidad, o de la tuya. Quizá, en este tema, es mejor empezar descubriendo con la práctica, y poco a poco, a medida que la relación avance y tengáis más confianza, comiencen las preguntas sobre este tema.

Independientemente de que existan asuntos que conviene no sacar durante una primera cita, hay múltiples y variados temas de los que sí que podemos hacer uso cuando nos encontremos frente a la otra persona. Por ejemplo, podemos hablar de cosas que le hagan reír (le harán sentirse relajado y podrás disfrutar de su humor), de su último viaje (descubrirás si le gusta viajar y puede que te cuente alguna anécdota), o de qué trabaja (te mostrará aspectos de su personalidad que puede que te interesen).

Hombres Acuario

Los Acuario tienen fama de difíciles, esa es la verdad. Son posesivos y demasiado racionales, por lo que no es extraño que sea difícil llevarlos allí hacia donde querríamos. Esto, por sí mismo, hace que conquistar a un hombre Acuario sea francamente difícil, pero, además, no tienen dificultades en hacerte ver que pueden ser muy independientes.

Por supuesto puedes haber visto todo esto, pero si estás leyendo en busca de información clave para conquistar a ese chico será porque quieres ir un paso más allá con él. ¡De acuerdo, pues! No te preocupes demasiado, porque vamos a enseñarte cómo puedes hacer lo que quieras con ese hombre sin que él lo sepa, que será lo más básico de esta estrategia para seducirle, ya lo verás.

#1 Entiende que quieren creerse ganadores: los Acuario suelen flirtear sin reparos e intentar mantener el control de cualquier tipo de relación; por ello, vamos a hacerle creer que todo lo que va a suceder son cosas que quiere él, aunque esté totalmente guiado por nuestra mano.

#2 Ignorar como estrategia de conquista: no lo olvides, lo que estamos buscando es que ese chico se implique con nosotras, así que enviaremos señales y, rápidamente, dejaremos que sea él quien se implique. Aquí la paciencia y las señales sutiles serán básicas.

#3 Mantendremos bajo la manga sitios de moda y planes excitantes: el hombre Acuario no es rutinario en absoluto, por lo que una vez las cosas empiecen a avanzar, tendremos preparado nuestro siguiente paso en el plan de conquista. Toca navegar entre un interés no excesivamente visible y un incentivo constante, ¿de acuerdo?

Comprueba cómo poco a poco ese hombre Acuario se vuelve más romántico (en realidad, es uno de los signos más apasionados); solo es cuestión de mantener una llama prendida en vuestras primeras semanas de relación y ser tan voluble como él lo es; aléjate de la rutina, y busca estímulos constantes para demostrarle un interés sincero que en ningún momento debería abrumarle.

¡No te arrepentirás! ¡Recuerda que no es sencillo, tómatelo como un verdadero reto, y consigue enamorar a ese hombre!

30536
Lenguaje corporal femenino

Si eres de esos chicos que eso de las señas lo llevan mal, esto te va a gustar. Presta atención, porque te planteamos un curso acelerado sobre lenguaje corporal femenino para que el flirteo no se quede ahí.

1. Su mirada: si está interesada en ti, notarás que te mira bastante, ¡e incluso que provoca un contacto visual repetido para que te des cuenta! Si lo percibes, vas por buen camino.

2. Se muerde los labios: aunque esta es bastante universal (interés por ti), no suele ser siempre demasiado habitual fuera de las pelis. Lo que sí es más común es que se laman los labios, ya que cuando una mujer excitada, sus labios se secan.

3. Observa las siguientes señales de su rostro: cejas levantadas, que indican aprobación y normalmente se acompañan de una sonrisa, un pestaño excesivo, que denota un coqueteo inconsciente, o las fosas nasales más anchas de lo habitual, lo que sucede a causa de la excitación.

4. Ojo al comportamiento espejo. En el lenguaje corporal femenino (también masculino) se tiende a imitar los gestos y los movimientos de la persona que nos gusta; ¡es una forma de buscar aprobación inconsciente!

5. También el contacto físico es importante: por ejemplo, cuando nos tocan la espalda, o un brazo, o esa chica especial aprovecha para ajustarnos la camisa.

6. ¿Cómo se toca el pelo? Si lo hace rápido y con algún que otro espasmo, son nervios: si le gustas, o le incomodas, tendrás que deducirlo por otras señas de lenguaje corporal femenino que hemos visto; por el contrario, si juguetea con el cabello, se riza un mechón, se echa el pelo hacia atrás… ¡Prueba suerte: está interesada en ti!

7. Algunos movimientos de manos también nos permitirán ver si esa mujer siente algo por nosotros; dos ejemplos son la acción de acariciarse zonas erógenas (cuello, labios, muñecas…) o el jugueteo con objetos cercanos o accesorios que entremezclan el nerviosismo con un intento de llamar nuestra atención.

Por supuesto, hay muchos otros trucos: si las piernas están cruzadas y apuntando hacia ti… ¡es buena señal! Y aunque no sea propiamente lenguaje corporal, la risa y la sonrisa casual siempre son buenos amigos de todas estas señas que hemos visto para saber si le gustas o no a esa chica. ¡Recuerda que para conseguir captar todas las señales que hemos mencionado en este artículo, tendrás que practicar! Hazlo de forma natural, y mira cuántas puedes captar en tus próximas citas; poco a poco, se convertirá en un recurso muy útil, ¡ya lo verás!

21685
Hombres escorpio

Los hombres Escorpio son gente vital, muy sexual y, por encima de todo, pasionales. Ven la vida de un modo menos racional que el resto, son adictos a la adrenalina, a las buenas vibraciones y a las compañías de categoría; además, son extrovertidos, alegres y muy abiertos, lo que hace que siempre estén rodeados de gente y con un plan A, un plan B y otro más de reserva.

Por todo ello, a menudo, enamorar un hombre Escorpio parece algo sencillo, ya que se confunde esa pasión con relaciones rápidas y un estilo de vida típico de ligón que no busca compromiso ninguno. ¡Pero no es cierto! La verdad es que los Escorpio suelen flirtear todo el día por el mero placer de hacerlo, pero es difícil que lleguen a algo más si no están muy convencidos de que esa chica les ha gustado de veras. Claro, siempre está ahí la excepción, pero algo habrán visto en esa mujer para ir tan rápido… ¿o no?

¡Ten presente estos cuatro puntos si quieres enamorar a un hombre Escorpio!

#1 El placer de las cosas

¿Sabes eso que dicen de que el placer está en las pequeñas cosas, verdad? Si quieres enamorar a ese hombre demuéstrale lo divertido que es bailar pegados una noche, tomar algo rápido disfrutando del ambiente, reír a pierna suelta o compartir con complicidad una tarde de actividades de aventura. En los Escorpio, esa pasión por la vida casi siempre lleva al deseo.

#2 A menudo, es instintivo

Suele decirse que hay pocas cosas más fáciles que ligar con un hombre Escorpio, y pocas cosas más difíciles que enamorarlo. Si le has gustado, verás cómo rápidamente te corresponde al coqueteo y, en absoluto, es reticente a llevar vuestra relación a otro nivel.

#3 De la atracción al amor hay un trecho

Pero eso no quiere decir que vaya a comprometerse contigo así por las buenas. Tendrás que usar todas tus armas para romper con los obstáculos. Además, son chicos de extremos: si se comprometen, se comprometen; y si no, poco puedes hacer. ¡Ten ambas cosas muy presentes!

#4 ¡Es la guerra!

A menudo, muchos hombres Escorpio ven el enamoramiento como una batalla a ganar (¡al fin y al cabo, su signo está regido por Marte!), por lo que aunque sea lo que tú buscas, vas a tener que darle un poco de manga ancha para que su victoria sea más dulce…

¡No son sencillos, pero los hombres Escorpio exprimen la vida al máximo! Procura ser el yin de su yang de vez en cuando, pero no coartes su libertad, ¡no te arrepentirás de tu elección!